Arteixo concede a Repsol la licencia para construir el poliducto a la refinería

La autorización llega 17 meses después de que la compañía la solicitase || El coste de la infraestructura, en el tramo que discurre por el municipio, es de 18,9 millones

El Gobierno local de Arteixo ha concedido la licencia de obra a Repsol para ejecutar la construcción del poliducto, que servirá para transportar crudo entre el puerto de Langosteira y la refinería. La documentación que la empresa presentó al Concello recoge que el coste, en el tramo que discurre por suelo arteixán, será de 18,9 millones de euros. La autorización municipal llega casi 17 meses después de que la compañía energética solicitase iniciar los trámites para obtenerla.

Esta estructura discurrirá 2.500 metros por Arteixo. Partirá de Langosteira y bordeará por el sur el núcleo rural del puerto de Suevos. Después bajará hacia el entorno del campo de fútbol. A continuación irá en paralelo a la autovía de acceso a la dársena hasta entrar en el término municipal de A Coruña.

La documentación que Repsol presentó al Ejecutivo local recoge que el coste de la obra dentro del término municipal de Arteixo será de 18,9 millones. El poliducto contará con 11 tuberías, de los cuales dos estarán destinadas al transporte de crudo. Las restantes servirán para otros combustibles, aunque no se utilizarán inicialmente. La infraestructura proyectada por Repsol contará con un sistema de detección de fugas e intrusismo, según recogía la documentación técnica.

El Gobierno local arteixán explica que ha establecido que Repsol debe abonar 859.000 euros en concepto del impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO).

La construcción del poliducto tiene un plazo estimado de un año. Repsol ya tiene en marcha la edificación del pantalán en Langosteira, donde atracarán los petroleros para descargar el petróleo que transportan. La compañía energética no incluyó dentro de su solicitud de licencia de obras municipal la construcción de este espacio en Langosteira, ya que no sujeto a licencia municipal, según confirmaron el Concello de Arteixo y Repsol.

La Autoridad Portuaria de A Coruña demoró hasta el año 2021 el inicio de las actividades de la empresa en punta Langosteira, que el convenio firmado en octubre de 2013 fijaba para abril del año pasado, por lo que ya acumulan casi un año de retraso.

Cuatro años de trámites

El proyecto de Repsol para construir el poliducto ha tenido que enfrentarse a multitud de trámites desde que empezase su tramitación hace cuatro años.

La empresa remitió en 2015 su propuesta de trazado a la Consellería de Medio Ambiente, que posteriormente exigió más estudios para saber si la obra tendría efectos significativos sobre el medio ambiente. Los concellos de A Coruña y Arteixo también reclamaron un estudio más completo sobre el trazado del poliducto de Langosteira tras conocer el proyecto propuesto por Repsol. Dos años y medio después llegó el visto bueno del departamento autonómico.

Repsol solicitó a los concellos de Arteixo y A Coruña en 2018 las licencias municipales para poder construir el poliducto.

Posteriormente la empresa tuvo que adquirir los terrenos necesarios para la infraestructura. En el verano de 2018 realizó el levantamiento de las actas previas a la ocupación (momento en el que se les ofrece el justiprecio) de las parcelas afectadas por esta nueva infraestructura. En el caso de Arteixo, el poliducto afecta a 98 fincas.

Fuente: La Opinion

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *